Terremoto de Caracas de 1967

El Terremoto del año 1967 fue un movimiento sísmico ocurrido en Caracas, Venezuela, y el litoral central (La Guaira, Vargas) el 29 de julio de 1967 a las 8:02 pm (noche) en plena fase lunar menguante, tuvo como su epicentro el litoral central, a 20 km de Caracas, el cual duro pocos segundos, para ser más exacto solo duro 35 segundos, que fueron suficientes para generar los destrozos que logro en la ciudad de caracas para la época. Este afectó enormemente a las zonas de Altamira, Los Palos Grandes y el Litoral Central. Después del terremoto y como en todo terremoto siguieron réplicas de menor intensidad que mantuvieron en zozobras a la población caraqueña y en vilo al interior del país, ya que se encontraba incomunicados y era casi que imposible saber que sucedía con exactitud porque la ciudad quedó incomunicada con el resto del país.

El Distrito Federal fue sacudido por un sismo de magnitud 6.5 a 6.72 grados en la escala de Richter con una duración de 35 a 55 segundos esto sumando las réplicas inmediatas que sucedieron después movimiento sísmico, sobrevivientes informaron luego que pareció durar horas. En la zona de Caracas y nada más en carcas dejó saldo de 236 muertos, 2000 heridos y daños materiales de más de 10 millones de dólares estadounidenses, la mayor cifra en daños para Venezuela hasta la tragedia de Vargas en el año 1999. Alguno de los edificios que quedaron afectados por la intensidad del sismo fueron: El Roxul, Royal Coral y Blue Palace, entre otros. El reloj que mira al oeste de la ciudad, en la torre de la Catedral de Caracas, se rompió, lo cual causó que sus agujas se paralizaran y generara más caos a la ciudad.

La magnitud del sismo rompió los equipos de percepción de movimientos telúricos del Observatorio Cagigal, pero se pudo ubicar el epicentro del mismo en la zona sísmica exterior norte de Caracas que se extiende por más de 20 kilómetros entre las poblaciones de Arrecifes y Naiguatá, que fue la misma que causó los sismos de 1641 7.5, 1812 7.7, y de 1900 7.6, los 3 más poderosos registrados en la historia de Caracas. No fue este el único sismo que azoto la ciudad de caracas, ya han sido cuatro grandes sismo que han causado grandes destrozos en la ciudad de caracas y que casi acaban con la ciudad entera como fue el del año 1812.

La labor de los cuerpos de seguridad y de rescate de la ciudad para el momento del sismo no estaban preparados para una catástrofe de tal magnitud y muy a pesar de esto lograron minimizar los daños y las victimas, actuando acorde a la situación y produciendo cierta seguridad entre los habitantes de la ciudad. La rapidez con la cual atacaron la catástrofe fue la clave, y fue esta la que hizo que los gobernadores de la entidad invirtieran en grandes equipos de rescates y prepararan aún más a sus rescatistas en materia de sismología.

Anterior a los hechos, la vidente italiana Marina Marotti, en el año de 1966, profetizó que Caracas “sería sacudida por un fuerte temblor de grandes consecuencias a mediado del año 1967 y que el mismo dejaría una huella de dolor y muerte”.

Las esferas del reloj que miran al oeste de la torre de la Catedral de Caracas se rompieron y sus agujas se detuvieron a las 8:02 minutos de la noche del sábado 29 de julio de 1967, reflejando en su tétrico tiempo detenido el violento movimiento sísmico conocido como el Terremoto Cuatricentenario de Caracas, porque la ciudad andaba en los festejos de sus primeros cuatro siglos de existencia, cumplidos cuatro días antes, el 25 de julio”.

Solo fueron suficientes 35 segundos para sacudir tan fuerte a Caracas y generar tales destrozos en la ciudad, fue sacudida a una intensidad sólo recordada a los ciudadanos de caracas a los terremotos de 1812 y 1900. Poco tiempo más tarde otro temblor, de menor intensidad y duración y, después, el angustiante silencio y la verdad que se expresó ante los ojos del mundo: más de cuatrocientos vecinos de Caracas y del litoral central habían muerto y los daños materiales, inflándose minuto a minuto en proporción alarmante, pronto sumaron cientos, miles de millones de bolívares. El daño fue inevitable y gigantesco el cual le costó mucho a la ciudad recuperarse.

Los geólogos calculan que, a un promedio de cincuenta a sesenta años, se producen sismos en Caracas de esta intensidad, pero con la naturaleza nunca se sabe, no existe fórmula para saber cuándo ocurrirán eventos naturales de esta magnitud ni de ningún otra, solo hay que estar preparados para este tipo de eventualidades y correr con un poco de suerte. No se pongan a sacar cuentas de los años que faltan por que a cien y a ciertas nadie sabe cuándo ocurrirá, hagan bien y no miren a quien.

Cuentan testigos del terremoto de 1967 que se escuchó un fuerte ruido, al que todos sin excepción lo describieron como “un rugido espelúznate”, que los dejo despavoridos y paralizados del miedo. Era nada más y nada menos que el temible terremoto de Caracas de 1967, que tantos daños causo a la hermosa caracas.


Muy a pesar de lo ocurrido en años anteriores en caracas con los sismos, es inaceptable que la ciudad no se encuentre preparada con la tecnología y mucho menos con personal calificado para atacar estos eventos naturales, debemos ser nosotros quienes creemos conciencia entre nuestros niños y educarlos acerca de estas eventualidades que tanto daño generan, cada día cada año ocurren solo en caracas unos 30 sismos que no somos capaces de percibir por ser de magnitudes tan bajas, hay que estar alertas y preparados, no olviden tomar las medidas en caso de terremotos.

Leave a Comment

* are Required fields